El barril de Liebig. Ley del mínimo de Liebig

Ad Blocker Ha sido detectado

Nuestro sitio web está en linea gracias a los anuncios que se muestran a nuestros visitantes. Por favor, considera darnos tu apoyo deshabilitando adblocker en nuestro sitio. Muchas gracias.

El Barril Liebig o la ley del mínimo de Liebig.

Se utilizo este barril en stand Concepto Agrícola en 2018. Expoparaúna

La Ley de Liebig, más conocida como la Ley del Mínimo, es una de las leyes de la fertilidad del suelo que determina que la producción de una planta es limitada por el nutriente que está en menor cantidad en el suelo, en relación a la necesidad de la planta, los demás nutrientes estén en cantidades adecuadas.

El barril es utilizado como ejemplo para explicar la ley, pues así como la capacidad de un barril con listones de longitud desigual es limitada por la ripa más corta, el crecimiento y producción de las plantas es limitado por el nutriente con menor disponibilidad en el suelo.

Ley del Mínimo o Ley de Liebig nos explica que el rendimiento de la cosecha está determinado por el elemento nutritivo que se encuentra en menor cantidad. Además, un exceso en cualquier otro nutriente, no puede compensar la deficiencia del elemento nutritivo limitante. La Ley del mínimo fuen enunciada por Von Liebig, en el año 1840.

Este Principio general de la fertilización de cultivos conocido como Ley del Mínimo o Ley del Mínimo o Ley de Liebig pone en evidencia la relación entre los elementos nutritivos y la necesidad de alcanzar una riqueza suficiente en cada uno de ellos, para que pueda obtenerse el rendimiento óptimo.

La interacción entre elementos nutritivos es positiva cuando el efecto producido por un conjunto de dos factores, en este caso nutrientes, es superior a la suma del efecto de los dos factores considerados aisladamente. De esta manera, si se satisfacen las necesidades de un cultivo en potasio se asegura la eficacia de la fertilización con nitrógeno.

En el suelo, la sinergia entre los elementos nutritivos se manifiesta de manera evidente. La movilización de determinadas formas químicas de un elemento facilita la movilización de otros. De este modo, la presencia de sulfato y nitrato amónico favorecen la solubilidad del fósforo

Comenta

comentarios

Leave a Reply

Recibe las noticias directo en tu correo

No te pierdas la increible información que compartimos en nuestro blog. Suscribete y se el primero en ver nuestro contenido más fresco! TipsyTemasAgronomicos.com