Fertilizantes orgánicos VS Fertilizantes inorgánicos.

Ad Blocker Ha sido detectado

Nuestro sitio web está en linea gracias a los anuncios que se muestran a nuestros visitantes. Por favor, considera darnos tu apoyo deshabilitando adblocker en nuestro sitio. Muchas gracias.

Fertilizantes orgánicos VS Fertilizantes inorgánicos.

El tema central de la ciencia de la agronomía es aumentar el rendimiento de los cultivos y cultivar plantas mas sanas que proporcionen un alto valor nutricional. Mientras que el debate continuará entre fertilizantes orgánicos e inorgánicos, un hecho es claro. Cuando se trata de alimentar a un mundo hambriento, los fertilizantes inorgánicos son insuperables en su capacidad de proporcionar altos niveles de nutrientes a las plantas de una manera eficiente y económica. Comprender sus diferencias nos ayuda a todos a entender sus usos apropiados.

Las plantas alimentadas con una dieta estricta de fertilizantes orgánicos no son necesariamente más saludables para comer que las plantas alimentadas con fertilizantes convencionales o fabricados a base del petroleo. La calidad nutricional de los alimentos está controlada por la cantidad y el equilibrio proporcional de los nutrientes suministrados a la planta, no por la fuente del nutriente.

Los fertilizantes están hechos de materiales orgánicos o inorgánicos producidos a partir de orígenes naturales o sintéticos que se agregan a los sistemas de la planta con el fin de suministrar uno o más nutrientes necesarios para el crecimiento saludable de las plantas.

Los fertilizantes producidos a partir de materiales orgánicos contienen carbono y uno o más de los nutrientes esenciales de la planta, nitrógeno, fósforo y potasio.

El abono orgánico más común es el abono animal, el compost, el lodo de alcantarillado y los subproductos de animales procesados ​​y vegetales.

Por otro lado, el carbono normalmente no es un componente en la estructura química básica de los fertilizantes inorgánicos. Usualmente denominados como fabricados, comerciales, sintéticos o minerales, los fertilizantes inorgánicos se producen a partir de las sustancias naturales de nitrógeno, fósforo y potasio.

El nitrógeno (N), el nutriente más utilizado en las plantas, comprende aproximadamente el 78% de la atmósfera. Para producir nitrógeno para los fertilizantes, el aire se combina con el metano del gas natural y, bajo presión y temperatura, se convierte en amoníaco anhidro, que es la base de la mayoría de los fertilizantes nitrogenados.

Los restos fosilizados de vida marina depositados en la tierra son la principal fuente de fósforo (P), el segundo más utilizado de los macroanutrientes de plantas primarias, NP y K. Su conversión a forma utilizable por la planta imita los procesos naturales que ocurren en el suelo.

Los océanos evaporados son la principal fuente de sales a partir de las cuales se produce potasio (K).

La principal diferencia entre los fertilizantes orgánicos e inorgánicos es el contenido de nutrientes. Los fertilizantes orgánicos contienen pequeñas concentraciones de nutrientes vegetales, lo que significa que deben aplicarse a altas tasas para proporcionar las necesidades nutricionales de las plantas.

Si bien contienen nutrientes, los niveles de nutrientes del abono varían mucho de una carga a otra. Los nutrientes en el estiércol usualmente no se pueden usar fácilmente en las plantas y no se equilibran adecuadamente para proporcionar todas las necesidades de nutrientes que la planta requiere. Los fertilizantes inorgánicos por otro lado se pueden aplicar a la exacta concentración de niveles o nutrientes requeridos por las plantas.

Los costos de transporte para el estiércol son relativamente altos debido a que su contenido de nutrientes es relativamente bajo, por lo que no es económico para los productores agrícolas mover el estiércol a más de unos pocos kilómetros del corral de engorde. Se deben aplicar grandes cantidades de fertilizantes orgánicos para satisfacer las necesidades de las plantas en crecimiento. una aplicación de estiércol excesivo puede crear un riesgo ambiental en lugar de una fuente de nutrientes.

Sin el uso de fertilizantes inorgánicos, los agricultores no podrían producir alimentos suficientes para alimentar al mundo. El uso de fertilizantes representa aproximadamente el 30-50% de los rendimientos de los cultivos en los EE. UU. Los rendimientos más altos son comunes en las áreas en desarrollo del mundo a través del uso de fertilizantes inorgánicos. Aún así, los cultivos usan y eliminan
más nutrientes del suelo que regresamos con fertilizantes. Es una necesidad utilizar fertilizantes inorgánicos para reemplazar los nutrientes tomados del suelo durante el crecimiento del cultivo. El uso de fertilizantes inorgánicos produce mayores cosechas y un mayor rendimiento significa más alimento disponible para un mundo hambriento.

Todos necesitamos tener acceso a alimentos saludables y nutritivos. La agronomía es la ciencia de la producción de cultivos, la fisiología de las plantas y el crecimiento de plantas sanas que proporcionan un alto valor nutricional.

4 Comments

  1. Raul Humberto De La Rosa Mora
  2. Andrey

Leave a Reply

Recibe las noticias directo en tu correo

No te pierdas la increible información que compartimos en nuestro blog. Suscribete y se el primero en ver nuestro contenido más fresco! TipsyTemasAgronomicos.com