Boleadora de Fertilizante con dosificación precisa y variable. 

La tasa de aplicación variable de fertilizantes granulados en huertos y viñedos es una tarea que desde hace mucho resulta cara, pero Red Ant Agri Engineering acaba de lanzar un esparcidor de fertilizante más barato, tras dos años de ensayos de campo avanzados con algunos de los mayores productores de Sudáfrica, en todo el país y en todos los cultivos de árboles frutales.

El esparcidor inteligente Red Ant utiliza dispositivos de dosificación de alta precisión para un calibrado exacto y una aplicación de tasa variable de fertilizante completa.

Puede aplicar desde tan solo 20 kg por hectárea (para la aplicación de microelementos o cebo para caracoles) hasta más de 300 kg por hectárea.

La longitud de las salidas se puede ajustar, así como la velocidad del viento, para una deposición precisa en las zonas de las raíces.

El esparcidor se controla con un dispositivo Android y una app que no solo proporciona la ubicación GPS, sino que también sirve como dispositivo de almacenamiento y comunicación a la vez que controla los motores de velocidad gradual. La posición y la velocidad del esparcidor se controlan de forma constante mediante GPS, y según la velocidad del esparcidor y del programa cargado, la app ajusta la velocidad de giro de los motores para dosificar el fertilizante a la perfección.

“Podemos cargar un mapa en el esparcidor para que, conforme avance, administre diferentes dosis”, dice James Reid. “Desde la perspectiva del ahorro, es la eficacia y la eficiencia óptimas para el uso del fertilizante”.

El programa está creado en un portal IdC ya sea importando índices vegetativos o mapas de suelo, o creando polígonos basándose en imágenes satelitales (disponibles de forma gratuita para los agricultores del Cabo Occidental) y en los conocimientos propios del agricultor sobre las diferencias entre parcelas. Un huerto puede estar dividido en tantas zonas diferentes y con tantos requisitos de fertilización distintos como sea necesario.

Las líneas representan las hileras ya visitadas por el esparcidor, donde el fertilizante se ha depositado según las diferentes necesidades indicadas por los colores

A continuación, ese programa se envía ya sea vía red móvil o wifi al teléfono que controla el esparcidor, que se enlaza con el esparcidor mediante Bluetooth cuando el operario inicia sesión. James Reid señala que utilizan teléfonos Xiaomi que reciben el doble de coordenadas GPS, lo que permite una precisión de 3 metros.

Acercamiento responsable a la fertilización

La velocidad del viento, así como la longitud y el ángulo de las tuberías de salida, se ajustan a la madurez del huerto y al radio de la zona de raíces para conseguir una colocación perfecta de la banda. El avance del esparcidor entre las hileras del huerto se puede seguir en tiempo real.

Sus clientes están interesados en optimizar el rendimiento y maximizar los retornos por hectárea mediante la agricultura de precisión, que también es su enfoque, en lugar de un mero ahorro en gastos de fertilización. Su esparcidor apoya un acercamiento responsable a la agricultura. Como señala James, se trata de poner fertilizante donde hace falta.

“Se habla mucho de exceso de fertilización, lo cual tiene tres consecuencias: cuesta dinero aplicar más fertilizante del necesario, acidifica el suelo y afecta adversamente a los organismos del suelo como nematodos, y por último, si el fertilizante llega a las aguas subterráneas por lixiviación, provoca la contaminación de esas aguas”.

El esparcidor inteligente es muy adecuado para su uso junto con los índices vegetativos y los mapas de suelo generados por empresas como Aerobotics (recopilados con drones) y Revolute Systems (vía satélite y escáneres de inducción electromagnética). Esta integración completa con estos datos, usados para programar automáticamente el esparcidor, es la aspiración de muchos agricultores.

“Para huertos y viñedos, esta tecnología había sido inasequible mucho tiempo hasta ahora”, dice James. “Un esparcidor de tasa variable basado en tecnología de campo abierto se vende por más de 300.000 rands [16.600 euros]. Nuestro sistema funciona más como una sembradora, con 4 dispositivos de dosificación y una distribución tipo venturi, y cuesta 170.000 rands [9.400 euros] más IVA”.

Los motores de velocidad gradual del esparcidor controlan los dispositivos de dosificación

Esta empresa con sede en Ceres fabrica remolques para bins, barras de pulverización para herbicidas, plataformas para huertos, torres de poda, cosechadoras de cebolla, y también importa algunos equipos europeos como pulverizadores y acolchadoras. La empresa también tiene disponible un detector ultrasónico de árboles como extra opcional para el esparcidor inteligente para huertos en los que las copas son más pequeñas que las raíces, como huertos jóvenes.

Mallas abiertas y cerradas en los manzanos

“La segunda parte de nuestro negocio son las mallas y el acolchado de suelos. Nos especializamos en mallas europeas para manzanos en concreto. También hemos tenido bastante éxito con las mallas para ciruelos que están abiertas durante la fase de polinización o durante periodos de acumulación de unidades de frío”.

Leave a Reply

Recibe las noticias directo en tu correo

No te pierdas la increible información que compartimos en nuestro blog. Suscribete y se el primero en ver nuestro contenido más fresco! TipsyTemasAgronomicos.com