Sequia inminente , los costos del riego se elevaran. 

Los cultivos hortícolas están particularmente afectados por la sequía actual. No llueve desde hace varios meses, en el norte de Italia, salvo con tormentas esporádicas pero violentas que hacen que el agua se filtre, sin dar a las plantas la oportunidad de aprovecharla al máximo.

“Llevamos varias semanas regando las patatas de forma masiva -explica Massimo Cristiani, presidente de Selenella- con turnos cada vez más ajustados. Estamos obligados a hacerlo, porque no llueve. Esto implica un incremento de costes respecto a lo normal, pero Ahora es difícil hablar de normalidad en el sector agrario ”.

El riego es fundamental, pero no tiene la misma eficacia que la lluvia regular, también porque el clima actual se caracteriza por las altas temperaturas nocturnas, que no permiten que las plantas funcionen de forma eficaz. “Los cultivos están bajo estrés; puede haber caídas de rendimiento, pero veremos en el momento de la excavación”.

Todos los cultivos de Emilia-Romaña sufren la transición repentina de una primavera fresca a un verano de fuego. “Los tomates, patatas, hortalizas, vides y frutales industriales necesitan un suministro constante de agua debido a las altas temperaturas tanto de día como de noche, a menudo acompañadas de vientos cálidos”, observa Marcello Bonvicini, presidente de Confagricoltura Emilia Romagna.

“El riego es indispensable en la fase de cuajado, así como en la fase de crecimiento del fruto. Esto implica un aumento de los costos para la distribución del recurso hídrico para riego y para el manejo y mantenimiento de las plantas: un incremento cada vez mayor de costos para el agricultor debido a los efectos del cambio climático. El riego tampoco es abundante, a fin de evitar el riesgo de propagación de enfermedades fúngicas provocadas por altos niveles de humedad y estancamiento del agua ”.

La emergencia hídrica no ha salvado ni a los fruticultores afectados por las heladas de abril: a pesar de la escasa o nula producción deben seguir dando agua a las plantas para no comprometer toda la planta.

“Garantizar la disponibilidad de los recursos hídricos, sobre todo en las zonas atendidas por los afluentes Apeninos del Po, es fundamental. El cambio climático nos pide acelerar y hacer cultivos de regadío, incluso viñedos y olivares”, concluye el presidente regional de Confagricoltura.

 

Leave a Reply

Recibe las noticias directo en tu correo

No te pierdas la increible información que compartimos en nuestro blog. Suscribete y se el primero en ver nuestro contenido más fresco! TipsyTemasAgronomicos.com